Closure son perfiles fabricados a base de polietileno de cadena cerrada, el cual es flexible y con una buena resistencia a los rayos UV. Estas molduras son utilizadas para cerrar los huecos que se generan entre elementos laminares y superficies planas, creando una excelente barrera contra insectos, polvo, vientos y humedad. Debido a lo cerrado de sus celdas no absorben agua, pese a ser un material muy flexible y moldeable, está disponible en más de 30 perfiles diferentes.